martes, 24 de noviembre de 2015

La silenciosa desidia municipal.

Que el ruido se ha convertido en un gran problema en el Centro Histórico de Málaga, no es nada nuevo, ni nada que no se viera venir. Sobre todo, desde que nuestras autoridades apostaron por los empresarios de ocio, como motor de nuestra economía (¿O fue al revés?, no lo se) volcada en el turismo y se instaló en nuestras vidas el:

"TODO POR EL TURISMO"

Tan es así, que a no ser que, Victoria R. Bayona, no haya reflejado fielmente, en el artículo escrito en el MalagHoy, lo que le transmitió el Concejal de Seguridad y Portavoz del grupo, se deja entrever la desidia que ha reinado, hasta hoy, por atajar este molesto problema del ruido. ¡Claro!, molesto si lo vemos desde el lado del vecino residente, que no del vecino empresario o vecino consumidor. Para ellos, todo vale.

Y, leamos, atentamente, el siguiente párrafo: 


El Concejal de Seguridad reconoce que sabía que la Plaza de Mitjana se había convertido en un abuso y, hasta que no ha llegado ese momento, se ha permitido todo. ¿Esta es la misión de nuestros políticos? ¿Dejar que la situación se vuelva insoportable para empezar a avisar? Porque esta sí que es grande, ¿A cuantos de Uds. les avisan que estan cometiendo una infracción y que si persisten en esa actitud le sancionarán?¿Con cuántos de Uds son tan benevolentes? 

Les puedo asegurar que conozco un caso en el que, por orinar en la vía pública, y sin aviso previo, se ha sancionado con 251€ de multa. ¡Ojo! que me parece bien, y no lo discuto, solo quiero reflejar la diferencia que hay entre los ciudadanos de "a pie" y los "empresarios del Ocio en el Centro", a la hora de ser sancionados.

En otro párrafo, que tampoco tiene desperdicio, podemos leer:


- "Esta vez no se trata de una campaña", quiere decir que esta vez NO, pero las anteriores han sido campañas, aunque estuvieran infringiendo, reiteradamente, la ley, avisándoles como ciudadanos de primera. ¿Qué buscaban con las campañas? No lo se, lo que se es que, a la vista de los resultados obtenidos, el problema se ha convertido en un abuso, en lugar de conseguir la erradicación de las conductas ilícitas.
- "seguirán con la orden", ¡Buff! ¿Quiere decir esto que otras veces se les ha dado "la contra-orden"? Ahí lo dejo, no quiero seguir que me concozco.
- "hasta que se cumpla la normativa", ¿No debería haber sido el objetivo desde el minuto cero? ¿Seguimos con cuidadanos de primera, que se pueden saltar la ley, de segunda, que a la primera les avisan y de tercera que, en cuanto pueden, les atizan con la sanción?

Espero que la redacción del artículo, por parte de la periodista, no se corresponda con la realidad de lo transmitido por el Concejal de Seguridad y Portavoz, o que éste último no se haya expresado con la precisión requerida y haya expresado lo que no quería decir. En cualquier caso, espero que se rectifique el artículo porque, de otra manera:

¿No parecería que han estado, en el pasado, jugando con los vecinos e intentando tapar los incumplimientos de los "empresarios de Ocio del Centro Histórico"? 

#Duda

domingo, 8 de noviembre de 2015

Es el mantenimiento, estúpido. (1)

Hace algunos años, cuando corrían tiempos de bonanza, me acuerdo una tarde escuchando un programa de radio sobre embarcaciones de recreo, donde un experto contestaba a las preguntas de los oyentes, y se produjo la siguiente conversación:

Oyente: Yo quisiera que me orientara. ¿Es muy caro comprarse un barco de recreo?

Experto: Si se esta planteando comprar un barco o no, por si es caro o barato, ¡OLVÍDESE! La compra de la embarcación es lo de menos, lo que es caro es el mantenimiento, para que esté lista cuando Ud. quiera salir a navegar. Para Ud., lo mejor es que el barco lo tenga un buen amigo.

Bueno pues esta conversación, tan real, es extrapolable a muchos de los proyectos que se les ocurren a los jefes, políticos y demás cargos de decisión de las diferentes administraciones, que quieren tener uno. Pero, claro, no caen en que lo importante no es llegar a tener uno, sino mantenerlo día a día.

Por ejemplo, llegar a tener un visor "SIG del Plan General de Ordenación Urbana de Málaga, en web" que, a falta de revisar/actualizar la información (aquí está el meollo de la cuestión), es fácil y posible, y sin que tenga que suponer un coste elevado para las arcas municipales (¿más de 500.000€?).




Pero el gran problema de este visor, o cualquier otro, no es llegar a crearlo, que haga esto o aquello o ponerlo operativo, sino establecer los "geoprocedimientos administrativos" para mantenerlo vivo (porque estamos gestionando algo vivo, como es un PGOU). Ahí está la esencia de todos estos proyectos y, normalmente, nos centramos en llegar, cuando lo importante es mantenerse.

Nunca olviden que, no hay nada más inútil que un montón de información de la que no te puedes fiar, porque nadie te garantiza su bondad. Es el caso de la página web del PGOU de Málaga, que mantiene los mismos datos de 2011, que ya han quedado desactualizados por las diferentes modificaciones.

Como decía nuestro premio Nobel D. Santiago Ramón y Cajal:

"Más que escasez de medios, lo que hay es miseria de voluntad. El entusiasmo y la perseverancia hacen milagros. Desde el punto de vista del éxito, lo costoso, lo que pide tiempo, brío y paciencia no son los instrumentos, sino desarrollar y madurar una aptitud".

PD: Si alguna Entidad Local esta pensando gastarse 70.000€ (de todos) para un esquema de datos de un SIG de su PGOU, que piense primero si lo va a mantener y, después, que piense si, desde dentro, se puede hacer más barato, que igual se puede.

(1) El título no es invención del que suscribe, sino que es una derivación de esto..

sábado, 14 de febrero de 2015

¿No se puede o no se quiere?

Recuerdo un episodio, "tiempo ha", en el que uno de mis hermanos estaba entreteniendo a mi hijo mayor, cuando contaba con dos o tres años de edad, que estaba en la sillita, bien atado. En un momento determinado, el niño le pidió que le liberara de la sillita, que le rescatara. Como tenía orden de mantenerlo allí, sin sacarlo, empezó a hacer el "paripé" para desatarlo, intentar sacarlo, hasta que le dijo al niño:

- Me rindo, no puedo.

Fue entonces, cuando el niño, mirándole a los ojos le dijo:

- ¿No puedes o no quieres?

Obviamente, el niño salió de la sillita rescatado por su tío.

Algo parecido creo que ocurre con la ocupación de vía pública, donde, cada día, la actividad de restauración en la calle es más numerosa, cosa que nos alegra, pero no tanto que el espacio público, necesario para los ciudadanos, se vea reducido en favor de intereses privados. Más aún, cuando dicho espacio queda tan reducido que no sirve, ni tan siquiera, para lo que fue creado, la movivlidad peatonal de los ciudadanos. Y a esto, cuando acudimos a nuestros responsables políticos a solicitar amparo, nos responden con el consabido: "No podemos hacer nada".

Creemos que sí, que se pueden hacer cosas y, para ello, contamos con una Ordenanza Reguladora de la Ocupación de la Vía Pública (al descargarse, hay que incluir la extensión PDF porque no viene incluida en el nombre del fichero), que estipula bajo qué condiciones se podrán autorizar ocupaciones y en qué condiciones se podrán realizar. Pues bien, la ordenanza dice que solo se podrán autorizar mesas y sillas cuando el espacio peatonal libre al tráfico de peatones sea mayor o igual a tres metros, salvo que un Plan de Aprovechamiento de la zona acredite que no afecta al paso peatonal. Además, el espacio mínimo que debe quedar en una acera debe ser de, al menos, 1,50 m. y, en el caso de calles peatonales, de 3,00 m. (un metro y medio a cada lado del eje de la calle) y, en cualquier caso, nunca  la ocupación superará el 50% la anchura peatonal disponible.

Analicemos un caso muy reciente, en el SOHO, donde se ha concedido, suponemos, licencia para una ocupación de la vía pública en una acera que tienen unos 6,50 m. de anchura total y una anchura de paso de entre 4,00 y 5,00 m. Si observamos la fotografía:

Sin Comentarios, por no hablar de Accesibilidad.

Solo nos quedaría comprobar si existe un Plan de Aprovechamiento para esa vía, en concreto, pero como el Ayuntamiento de Málaga está por la modernización, la #Transparencia y los #Datos Abiertos, es imposible saberlo si no acudes, presencialmente, a las oficinas de el Área de Comercio. 

No obstante, me extraña que, siendo una calle de la Red Básica de la ciudad y que cuenta con intenso tráfico peatonal, por la actividad comercial y de oficinas, se admitiera el reducir el ancho de paso hasta estos extremos.

Es decir, que, muy probablemente, se esté incumpliendo la ordenanza de ocupación de vía pública en un aspecto básico y fundamental, que afecta, directamente, a la razón de ser de las aceras, que no es otro que el de superficie de transito peatonal.

A todo esto, nos preguntamos 
¿Es posible que se den estas licencias?
Si se conceden, ¿A nadie le importa que se estrangule, hasta este extremo, el paso de peatones?
¿Es posible que no se concedan, pero se incumpla todos los días sin que las autoridades hagan nada?
¿Lo saben las autoridades? Si lo saben, ¿Por qué no hacen nada? Si no lo saben ¿Qué hacen para no poder enterarse? 

Igual, tenemos que poner cara de niño, mirar a nuestros responsables políticos y preguntarles:

¿No puedes o no quieres?


martes, 3 de febrero de 2015

El esperpento del #Cubidou

Quién nos iba a decir que, en Málaga, íbamos a tener un Centro de Exposiciones, en el Muelle Uno, y que, desde el principio, incluso antes de que estuviera terminado, estaría rodeado de polémica, porque los malagueños somos así. No aceptamos una gestión exitosa de nuestros gobernantes.

Cuando se gestó el Plan del Puerto, con el Muelle Uno, se destinó un espacio para uso municipal pero, eso sí, sin definir (Es el nuevo Planeamiento, definimos los espacios y, después, establecemos las necesidades). Así estuvo mucho tiempo, sin saber qué hacer, con qué rellenarlo, hasta que, de buenas a primeras, nuestro Alcalde, nos sorprendió con un acuerdo con el Centro Pompidou para implantar una sede del mismo en el Cubo del Puerto (a partir de ahora, nos referiremos a este espacio como el #Cubidou, que no recuerdo quien le puso ese acertado nombre. Lo siento).

¡Gran acuerdo!

Pero claro, esto sucede en diciembre de 2013, un preacuerdo pero aún nos queda cerrar el acuerdo definitivo, acondicionar el espacio para que sirva como Centro de Exposiciones y disponible en un corto plazo de tiempo, para que los malagueños lo puedan disfrutar cuanto antes, aunque la mayoría de visitas vendrán por parte de los turistas atraidos por este espacio cultural, a razón de unos 200.000 al año. El que coincida la inauguración justo antes de las elecciones de 2015, es pura casualidad.

Y aquí, que vienen los desaguisados, uno detrás de otro. Primero con la redacción de un proyecto a "matacaballo", con el inconveniente de que, al no estar completamente definido el acuerdo, ni los requerimientos que exigía el Centro Pompidou para ceder las obras, se hace difícil cerrar un proyecto que contemple todas las necesidades. Aún así, se redacta y aprueba "un proyecto" y lo que necesitemos después, lo incluimos en un "modificado convencional", que la Ley lo contempla, aunque no creo que sea como se ha establecido, por requerimientos de terceros interesados sino por requerimientos propios de la ejecución de obra.

Una vez salvado el escollo del proyecto, que no se puede adecuar a las necesidades de la obra, al no estar fijadas, se encuentran con el escollo de la disponibilidad de los terrenos para poder licitar y adjudicar la obra. ¡Vaya!, que para poder adjudicar una obra es necesario  disponer del espacio que se quiere transformar. Y no está a disposición. ¡Todo son pegas!

¡No importa!, debió pensar alguien, lo adjudicamos "provisionalmente" y aplazamos, el incio de las obras, a la puesta a disposición del espacio y, así, vamos ganado tiempo. Y he aquí que, alguien más "Cuco" debió pensar más allá y que, con la excusa de tomar medidas y reconocer el espacio -que queremos acondicionar pero aún no sabemos muy bien cómo- podíamos empezar las obras sin que nadie se entere y avanzamos más. Y he aquí que alguien se debió chivar al Puerto con el consiguiente "cabreo" y paralización de las obras, puesto que es el propietario, y responsable, del espacio.

Resuelto el asunto de la puesta a disposición de los terrenos, se empieza legalmente la obra. Pero, al poco tiempo, caen en la cuenta que les faltan una "pila" de cosas -probablemente, las prisas en la redacción del proyecto y/o los nuevos requerimientos-. Un lío, porque en primer lugar ¿Cómo se modifica un proyecto que ya cuenta con un modificado convencional? y, en segundo lugar, si se quiere hacer todo lo que se necesita, el modificado se pasaría del 50% que permite la ley. Entonces, tendrían que renunciar a algo pero, para poder encajar el puzzle, han debido pensar que hacían un modificado, del modificado convencional, y lo que no entrara lo contratarían como obras independientes, aunque, en realidad, deberían estar incluidas en el nuevo modificado, puesto que se trata del mismo objetivo de la obra principal, el acondicionamiento del #Cubidou. ¡Un lío!

Dicho y hecho, así sacaron a licitación los sillones escamoteables del "Centro Cultural Muelle I" ¿Dónde está eso? pues, efectivamente, en el #Cubidou:
  • ¡Oiga! pero si ya hay una obra de acondicionamiento de ese espacio, métalos Ud. en el modificado que está haciendo. 
  • No, esto es un centro cultural en el Muelle Uno, no es el #Cubidou. ¿¿??
  • ¡Ahhhh!

Por fín, y al cabo de unos días, se consolida la idea del modificado del "modificado convencional" del proyecto original y, como era de esperar, justo hasta el máximo que la ley permite, el cincuenta por ciento, pero ésto también es pura casualidad. (Bueno, aún siendo muy poco probable que coindidan, a lo mejor no lo es tanto, si tirásemos de estadísticas).

En definitiva, y a pesar de los casi 7 millones de euros gastados a dia de hoy, lo más importante no es el dinero gastado, aún siendo importante, sino la cantidad de despropósitos que se pueden perpetrar bordeando la legalidad o, tal vez, habiendola traspasado en algún momento.

NOTA: Según me Indica Fernando Ramos en Facebook, fue Capitan_Ahab el primero al que le escuchó el término #Cubidou.

miércoles, 3 de diciembre de 2014

#OpenGata

El refranero español, además de resultar muy interesante, es muy sabio. Tanto que, a pesar de los años que han pasado, mantienen plenamente su vigencia en nuestros días. Magnífica recopilación de sabiduría popular que les recomiendo.

Uno de los grandes refranes es el de 

"Dar gato por liebre"

¿De dónde viene esto? Pues del engaño, malicioso e intencionado, que se daba en las posadas y fondas de este país por el parecido, en el plato del comensal, y la diferencia de precio, en el bolsillo del posadero. Es decir, era un frecuente engaño donde te daban algo de poco valor como algo de mucho valor. 

He encontrado también, en el blog de BlogueraRefranera, el conjuro que se lanzaba al aire para comprobar si estaban siendo engañados por el posadero al pedir la comida:

"Si eres cabrito, mantente frito.
Si eres gato, salta del plato."

Pues bien, desde hace un par de años, creo que los malagueños estamos siendo objeto de un engaño, malicioso e intencionado, por parte de nuestros gestores de lo público, donde nos dicen que ponen a nuestra disposición un montón de conjuntos de datos (dataset) pero que, en realidad, no son tantos (y yo añado, ni tan interesantes).

Puestos a diseccionar la información que se está ofreciendo en DatosAbiertos, he hecho una aplicación, en php, para obtener un listado de todos los datos que oferta en sus quince páginas. En total, 296 conjuntos de datos que, puestos así, podrían parecer interesantes pero viéndolos juntos, y seguidos, pierden ese valor aparente. Si observamos la relacióndedatos obtenida, nos damos cuenta que nos están haciendo una trampa muy burda, al separar un conjunto de datos en varios subconjuntos diferenciados por algún campo. El problema es que, por un lado, no hay tanta información como indican y, por otro, que si quieres tener toda la información tienes que proceder a juntarla.

Si os fijais en los conjuntos de datos del 13 al 16, nos están ofertando los datos relativos a las elecciones municipales de 2011, que serían un único conjunto de datos y que se ha subdividido en otros once conjuntos de datos, según cada distrito municipal. Si ahora, lo subdividiéramos en partidos políticos, podríamos conseguir otros cuatro o cinco sub-subconjuntos de datos que, multiplicado por los once subconjuntos, nos aportarían otros 40 o 50 más. ¡La Leche! (Seguramente, pasaríamos a ser la primera o segunda capital de provincia, en abrir datos a los ciudadanos)

Esto mismo pasa con otros conjuntos de datos:

- Sistema de Información Cartográfica (por elementos y repetido por sistema de coordenadas)
- Incidencias Resueltas GECOR (divididas por años).
- Planos de Barrios (divididos por distritos y repetidos en Sistema de Información Cartográfica)
- Agenda 21. (Pa qué decir ná).
- Aparcamientos (por tipo).
- Perfil del Contratante. (por Organismo)
- Atención a emprendedores (Según cada campo)
- Mapa estratégico de Ruido (por tipo de ruido)

Como pueden ver, la información que nos venden no es tal y nos están "dando gato por liebre" y, en esto del #OpenData, lo bautizaron los responsables de @openkratio como #OpenGata.

martes, 11 de noviembre de 2014

El Servicio de Apoyo a la Circulación

Con este nombre tan rimbombante se ha designado a la "puta" grúa de toda la vida, sí señores, esa que va por las calle retirando coches que estorban el normal funcionamiento del tráfico en el municipio. O, al menos, así debería ser.

Siempre ha corrido el rumor, nunca desmentido, con datos  (al menos yo no lo conozco), que la grúa se mueve por los "caladeros" establecidos, donde pescar incautos que aparcan mal sus vehículos y, por supuesto, que no se separen muchos kilómetros de los Depósitos Municipales.


Ahora, entra en juego (según informaciones de las redes sociales) un nuevo parámetro por el que moverse (o más bien, no moverse) el servicio de la grúa municipal


"Ser conocido o amigo de..."

Hoy en día, estos considerandos sobre el funcionamiento del servicio de la grúa municipal, tienen fácil desmentido con tan solo publicar, georreferenciadas, las actuaciones de la grúa miunicipal, proporcionando datos que no vulneren la Ley de Protección de Datos de Carácter Personal:

coordenadas, infracción, fecha, hora, importe.

Con sólo estos datos, podríamos conocer si se mueven por toda la ciudad o tienen zonas preferentes de actuación, si se mueven por los caladeros o se mueven por las zonas de tráfico sensibles a vehículos mal posicionados, si se retiran vehículos de ciertas zonas comerciales o como dicen por ahí, hay zonas prohibidas para la grúa, etc.

Como ven es muy fácil, los responsable tienen los datos (TRAFICO), tiene unos técnicos fantásticos y capaces para acometer dicho trabajo (CEMI) y tiene la infraestructura necesaria para publicarlo (página de DatosAbiertos)

¿Por qué no se hace? ¿Por qué se sigue dejando especular sobre un servicio municipal?
El que la lleva, la sabe, como dicen en mi pueblo.

lunes, 6 de octubre de 2014

La #TimoTransparencia

En las Administraciones Públicas se están dando cuenta que los ciudadanos, cada día, piden más #transparencia debido a que los Gestores de lo Público requieren de más recursos para hacer, las mismas o menos cosas. Ante esto, a cualquiera que le piden más para hacer lo mismo, o lo mismo para hacer menos, se pregunta ¿Por qué? y ¿Cómo? que, en definitiva, es la #Transparencia.

Pero, la gran cuestión es que cuando no existe #transparencia, por parte de los gestores de lo público, lo que no existe es #decencia, porque toda persona decente sabe que, cuando no gestiona su patrimonio, debe dar todo tipo de explicaciones a los propietarios del mismo que, en este caso, da la casualidad que somos todos los ciudadanos.

Pues bien, los políticos modernos, que tienen que estar pero no quieren ser, se inventan todo tipo de artimañas y vericuetos legales para no ser #transparentes y, más aún, como no tienen decencia, se tienen que inventar la Ley de Transparencia, Acceso a la Información y Buen Gobierno, que ha entrado en vigor parcialmente y terminará de entrar en vigor el próximo 9 de diciembre de 2014 (para la Administración del Estado que, para Comunidades Autónomas y Ayuntamientos tienen hasta el 10 de diciembre de 2015).

En el Ayuntamiento de Málaga, se han inventado las "Comisiones de Transparencia", que se iban a convocar trimestralmente pero que no se está cumpiendo con el plazo pero, además, lo que se ve en esas comisiones no va más allá que lo estipulado en el artículo 35 de la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común, que en su apartado h) establece:


h) Al acceso a la información pública, archivos y registros.

Pues bien, en lugar de utilizar esa comisión para establecer las normas de publicación activa de datos, de definir las unidades administrativas responsables de la publicación, de..., en definitiva, ver cómo tienen que prepararse para que el Ayuntamiento cumpla con la Ley de Transparencia en Diciembre de 2015, lo que hacen es enseñar expedientes ya pasados y que, en un año o más, no han tenido oportunidad de mostrar a la oposición (o no han querido hacerlo).

En resumen, cuando no se quiere, no se quiere y esta es otra prueba más de que, desde las Administraciones, NO SE QUIERE., porque han convertido en NOVEDAD lo que ya recogía la LEY.

PD: Prefiero pensar que no se quiere a pensar que no son capaces de realizar esa labor.

martes, 26 de agosto de 2014

Menos "morro" y más #transparencia.

Desde que los políticos se han dado cuenta que la ciudadanía reclama #transparencia, se les ha llenado la boca, y se hinchan a golpes de pecho, proclamando lo transparentes que son. Pero en el fondo, sólo son eso, palabras, porque se han dado cuenta que "tienen que estar" pero, realmente, "no quieren ser".

No han caído que, la transparencia, no es un acto concreto en un momento concreto, la transparencia es una actitud que, como tal, debe ser mantenida en el tiempo. No vale ser transparente por un instante, ni tener un acto de transparencia, hay que serlo todos los días y en todos las circunstancias. ¡Eso es lo difícil!

Desde que #EMASA cambió el sistema de facturación de "bloques por vivienda" a "bloques por habitante" se le reclamó al concejal responsable todos los datos sobre consumos diarios, mensuales, anuales, numero de viviendas, habitantes por viviendas, etc. Es decir, todos los datos que disponen y que son de todos y que, mientras no sean de caracter personal, nos los deben proporcionar (porque tampoco les vamos a hacer trabajar disociando datos, de momento). 

Este buen señor, se ha pasado, desde Noviembre de 2013 hasta Julio de 2014, dicendo que los datos que disponían no eran relevantes pero cuando tuvieran datos, en seis meses, nos los darían. Efectivamente, han pasado seis meses y no ha facilitado mas que datos acumulados de esos seis meses, pero no ha facilitado más datos para poder comparar, a pesar que dispone de ellos como lo dijo a través de las redes sociales.

Aún así, hemos estado durante treinta días pidiéndole #transparencia, pero entre que me hago el tonto (que no se le da mal)

y que doy la callada por respuesta (muy propia de la #transparencia que predican) se ha pasado el mes, sin decir ni una palabra. 
Nada, ni tansiquiera un mísero: "Lo estudiaremos", "Vamos a ver qué datos podemos publicar", "Veremos lo que podemos publicar en datosabiertos.malaga.eu", etc. Nada de nada.

Pero lo peor, estaría por llegar, en una conversación con un concejal de la oposición a través de twitter, sobre otros asuntos, salta a la red el siguiente tuit:

¡Ojo!, 10 meses para mostrar un expediente a la oposición, y no era de hace cinco años, como dijo el Sr. Alcalde con el asunto del Viaje a Roma de la Sra. Alcaldesa. No, es de este ultimo año. Después de éste, le siguieron varios tuits mas, dando cuenta de la falta de #transparencia del equipo de gobierno en el Ayuntamieto de Málaga:





Pues nada, a partir de ahora, cada vez que alguien del equipo de gobierno hable de #transparencia le diremos que sí, pero que una cosa es predicar y otra muy diferente dar trigo, que es a lo que no están dispuestos.

Y tú, ¿Estás dispuesto a seguir teniendo gestores de lo común que no son #transparentes?

PD: Acabo de encontrar esta noticia. No tiene desperdicio y da idea quem de transparentes, nadie tiene nada y que nos queda mucho.

martes, 8 de julio de 2014

La España de Chicote

No cabe duda que, la televisión que consumimos, es un reflejo, en buena parte, de la sociedad en la que vivimos porque aunque nos quieran convencer que vemos todo lo que nos ponen, ¡no es cierto!, vemos lo que nos interesa, y ahí es donde están los analistas de las cadenas para determinar qué programas queremos a consumir.

Pero entre todos los programas, de la última era de la televisión española, creo que el que mejor refleja nuestra sociedad es el de "Pesadilla en la cocina" del cocinero Alberto Chicote, donde acude a restaurantes con problemas de viabilidad para, una vez analizada la situación, darles unas pautas de comportamiento y que puedan seguir con el negocio sin tener que cerrar.

Hasta aquí bien, pero me dirán Uds. Y ésto, ¿Que tiene que ver con los españoles?. Y más aún, ¿Qué tiene que ver con la sociedad en la que vivimos? Ahora lo cuento.

En el programa, se pueden ver infinidad de cocinas, de bares y restaurantes, que permanecen abiertos al público y que no mantienen las mas mínimas normas de higiene y salubridad, no ya para los clientes, incluso para los propios empleados, en muchos de los casos. Cocinas llenas de mugre, alimentos congelados y descongelados varias veces, mezcla de alimentos en un mismo contenedor, alimentos en mal estado, etc, etc, etc.

Pero lo mejor de todo ésto, que se puede producir puntualmente, es que los establecimientos llevan años, y años, y años,... abiertos al público sin la menor advertencia por parte de las Autoridades Sanitarias, ¡oigan!, ni el menor reparo. Ahí siguen, a disposición de cualquier cliente incauto. Y yo me pregunto ¿Alguien controla esta situación? ¿Quién es el responsable de que mantengan un mínimo de higiene y salubridad los establecimientos abiertos al público? ¡Efectivamente! Los Inspectores de Sanidad pero, por lo visto en el programa, en este país no hay quien controle nada.

Y así nos va, que por no controlar nada ahí tenemos al Tribunal de Cuentas auditando la contabilidad de los partidos de los años 2009-2011 (¡Sí!, ahora en 2014) y se dan cuenta que hay cosas que hicieron mal pero que han seguido haciendo mal hasta el 2014, porque nadie les avisó. Ahí tenemos el caso de los ERE's en Andalucía que han estado repartiendo dinero sin control alguno durante diez años (pero sin control alguno ni antes de dar el dinero, ni después de haberlo dado), los de Gürtell en valencia (extendida a España) años, y años, y años, obteniendo contratos de las administraciones públicas, las subvenciones de los cursos de formación en Andalucía, etc, etc, etc.

¿De qué sirve legislar tanto si no se controla (o no se quiere controlar) nada? 

#AsíNosVa

sábado, 14 de junio de 2014

Modificado Convencional

Desde hace tiempo, desde el Ayuntamiento de Málaga siguen haciendo cualquier cosa por agradar al Sr. Alcalde, cosa que no está mal, pero no hasta el punto de retorcer la Ley de Contratos del Sector Público hasta extremos insospechados.

En el expediente de Contratación de las Obras de Acondicionamiento de la Esquina del Muelle 1 y 2 para Sala de Exposiciones, creo que se ha retorcido la Ley más allá de lo que sería deseable. Cierto es que contempla el Modificado Convencional de un Contrato de Obras, en su artículo 106, en el que se especifica:

Artículo 106 Modificaciones previstas en la documentación que rige la licitación 
Los contratos del sector público podrán modificarse siempre que en los pliegos o en el anuncio de licitación se haya advertido expresamente de esta posibilidad Y se hayan detallado de forma clara, precisa e inequívoca las condiciones en que podrá hacerse uso de la misma, así como el alcance y límites de las modificaciones que pueden acordarse con expresa indicación del porcentaje del precio del contrato al que como máximo puedan afectar, y el procedimiento que haya de seguirse para ello.
A estos efectos, los supuestos en que podrá modificarse el contrato deberán definirse con total concreción por referencia a circunstancias cuya concurrencia pueda verificarse de forma objetiva y las condiciones de la eventual modificación deberán precisarse con un detalle suficiente para permitir a los licitadores su valoración a efectos de formular su oferta y ser tomadas en cuenta en lo que se refiere a la exigencia de condiciones de aptitud a los licitadores y valoración de las ofertas.


Si acudimos al Pliego de Clausulas Administrativa, en su artículo 31, advierte expresamente esta posibilidad pero como no basta con esta condición, debe detallarlo de forma clara, precisa e inequívoca. Y aquí está la "madre del cordero". En el Pliego especifica:



  

La segunda condición hace referencia a los supuestos que deben darse para las posibles modificaciones y el pliego los define: 

"en función de las exigencias en la realización de la museografía de las instalaciones". 

A la vista del párrafo, queda claro que se ha detallado de forma clara, precisa e inequívoca bajo qué condiciones se modificará el contrato y que, por otra parte, quedan definidas con total concreción por referencias a circunstancias cuya concurrencia pueda verificarse de forma objetiva.  Es decir, que se modificará un contrato, si una persona, ajena al mismo, decide en qué debe consistir la museografía de las instalaciones y se puede comprobar de forma objetiva porque "lo ha dicho el Pompidou".

 Con ésto, cumplimos la Ley de Contratos del Sector Público y, de paso, podemos hacer lo que queramos, sin tener que esperar a nada. Pero se da la circunstancia que, las modificaciónes sí se han definido y valorado con detalle (como exige la Ley), y a mayor abundamiento, consisten en unidades de obra "esenciales" para el acondicionamiento del espacio con los fines expuestos en el contrato (Como Subsede del Museo Pompidou). Es decir, que hago un contrato (que debe ser determinado mediante la redacción de un proyecto aprobado, cuyas obras deben ser completas y susceptibles de ser entregadas al uso público) que no contempla lo básico de instalaciones de acceso, seguridad, vigilancia, etc que debe tener un museo pero, ¡no se preocupen!, que eso, lo hare en un modificado convencional en función de las exigencias del Pompidou, pero que ya les digo en qué van a consistir.
 
¿Es retorcido o no es retorcido?