martes, 26 de agosto de 2014

Menos "morro" y más #transparencia.

Desde que los políticos se han dado cuenta que la ciudadanía reclama #transparencia, se les ha llenado la boca, y se hinchan a golpes de pecho, proclamando lo transparentes que son. Pero en el fondo, sólo son eso, palabras, porque se han dado cuenta que "tienen que estar" pero, realmente, "no quieren ser".

No han caído que, la transparencia, no es un acto concreto en un momento concreto, la transparencia es una actitud que, como tal, debe ser mantenida en el tiempo. No vale ser transparente por un instante, ni tener un acto de transparencia, hay que serlo todos los días y en todos las circunstancias. ¡Eso es lo difícil!

Desde que #EMASA cambió el sistema de facturación de "bloques por vivienda" a "bloques por habitante" se le reclamó al concejal responsable todos los datos sobre consumos diarios, mensuales, anuales, numero de viviendas, habitantes por viviendas, etc. Es decir, todos los datos que disponen y que son de todos y que, mientras no sean de caracter personal, nos los deben proporcionar (porque tampoco les vamos a hacer trabajar disociando datos, de momento). 

Este buen señor, se ha pasado, desde Noviembre de 2013 hasta Julio de 2014, dicendo que los datos que disponían no eran relevantes pero cuando tuvieran datos, en seis meses, nos los darían. Efectivamente, han pasado seis meses y no ha facilitado mas que datos acumulados de esos seis meses, pero no ha facilitado más datos para poder comparar, a pesar que dispone de ellos como lo dijo a través de las redes sociales.

Aún así, hemos estado durante treinta días pidiéndole #transparencia, pero entre que me hago el tonto (que no se le da mal)

y que doy la callada por respuesta (muy propia de la #transparencia que predican) se ha pasado el mes, sin decir ni una palabra. 
Nada, ni tansiquiera un mísero: "Lo estudiaremos", "Vamos a ver qué datos podemos publicar", "Veremos lo que podemos publicar en datosabiertos.malaga.eu", etc. Nada de nada.

Pero lo peor, estaría por llegar, en una conversación con un concejal de la oposición a través de twitter, sobre otros asuntos, salta a la red el siguiente tuit:

¡Ojo!, 10 meses para mostrar un expediente a la oposición, y no era de hace cinco años, como dijo el Sr. Alcalde con el asunto del Viaje a Roma de la Sra. Alcaldesa. No, es de este ultimo año. Después de éste, le siguieron varios tuits mas, dando cuenta de la falta de #transparencia del equipo de gobierno en el Ayuntamieto de Málaga:





Pues nada, a partir de ahora, cada vez que alguien del equipo de gobierno hable de #transparencia le diremos que sí, pero que una cosa es predicar y otra muy diferente dar trigo, que es a lo que no están dispuestos.

Y tú, ¿Estás dispuesto a seguir teniendo gestores de lo común que no son #transparentes?

PD: Acabo de encontrar esta noticia. No tiene desperdicio y da idea quem de transparentes, nadie tiene nada y que nos queda mucho.

martes, 8 de julio de 2014

La España de Chicote

No cabe duda que, la televisión que consumimos, es un reflejo, en buena parte, de la sociedad en la que vivimos porque aunque nos quieran convencer que vemos todo lo que nos ponen, ¡no es cierto!, vemos lo que nos interesa, y ahí es donde están los analistas de las cadenas para determinar qué programas queremos a consumir.

Pero entre todos los programas, de la última era de la televisión española, creo que el que mejor refleja nuestra sociedad es el de "Pesadilla en la cocina" del cocinero Alberto Chicote, donde acude a restaurantes con problemas de viabilidad para, una vez analizada la situación, darles unas pautas de comportamiento y que puedan seguir con el negocio sin tener que cerrar.

Hasta aquí bien, pero me dirán Uds. Y ésto, ¿Que tiene que ver con los españoles?. Y más aún, ¿Qué tiene que ver con la sociedad en la que vivimos? Ahora lo cuento.

En el programa, se pueden ver infinidad de cocinas, de bares y restaurantes, que permanecen abiertos al público y que no mantienen las mas mínimas normas de higiene y salubridad, no ya para los clientes, incluso para los propios empleados, en muchos de los casos. Cocinas llenas de mugre, alimentos congelados y descongelados varias veces, mezcla de alimentos en un mismo contenedor, alimentos en mal estado, etc, etc, etc.

Pero lo mejor de todo ésto, que se puede producir puntualmente, es que los establecimientos llevan años, y años, y años,... abiertos al público sin la menor advertencia por parte de las Autoridades Sanitarias, ¡oigan!, ni el menor reparo. Ahí siguen, a disposición de cualquier cliente incauto. Y yo me pregunto ¿Alguien controla esta situación? ¿Quién es el responsable de que mantengan un mínimo de higiene y salubridad los establecimientos abiertos al público? ¡Efectivamente! Los Inspectores de Sanidad pero, por lo visto en el programa, en este país no hay quien controle nada.

Y así nos va, que por no controlar nada ahí tenemos al Tribunal de Cuentas auditando la contabilidad de los partidos de los años 2009-2011 (¡Sí!, ahora en 2014) y se dan cuenta que hay cosas que hicieron mal pero que han seguido haciendo mal hasta el 2014, porque nadie les avisó. Ahí tenemos el caso de los ERE's en Andalucía que han estado repartiendo dinero sin control alguno durante diez años (pero sin control alguno ni antes de dar el dinero, ni después de haberlo dado), los de Gürtell en valencia (extendida a España) años, y años, y años, obteniendo contratos de las administraciones públicas, las subvenciones de los cursos de formación en Aldalucía, etc, etc, etc.

¿De qué sirve legislar tanto si no se controla (o no se quiere controlar) nada? 

#AsíNosVa

sábado, 14 de junio de 2014

Modificado Convencional

Desde hace tiempo, desde el Ayuntamiento de Málaga siguen haciendo cualquier cosa por agradar al Sr. Alcalde, cosa que no está mal, pero no hasta el punto de retorcer la Ley de Contratos del Sector Público hasta extremos insospechados.

En el expediente de Contratación de las Obras de Acondicionamiento de la Esquina del Muelle 1 y 2 para Sala de Exposiciones, creo que se ha retorcido la Ley más allá de lo que sería deseable. Cierto es que contempla el Modificado Convencional de un Contrato de Obras, en su artículo 106, en el que se especifica:

Artículo 106 Modificaciones previstas en la documentación que rige la licitación 
Los contratos del sector público podrán modificarse siempre que en los pliegos o en el anuncio de licitación se haya advertido expresamente de esta posibilidad Y se hayan detallado de forma clara, precisa e inequívoca las condiciones en que podrá hacerse uso de la misma, así como el alcance y límites de las modificaciones que pueden acordarse con expresa indicación del porcentaje del precio del contrato al que como máximo puedan afectar, y el procedimiento que haya de seguirse para ello.
A estos efectos, los supuestos en que podrá modificarse el contrato deberán definirse con total concreción por referencia a circunstancias cuya concurrencia pueda verificarse de forma objetiva y las condiciones de la eventual modificación deberán precisarse con un detalle suficiente para permitir a los licitadores su valoración a efectos de formular su oferta y ser tomadas en cuenta en lo que se refiere a la exigencia de condiciones de aptitud a los licitadores y valoración de las ofertas.


Si acudimos al Pliego de Clausulas Administrativa, en su artículo 31, advierte expresamente esta posibilidad pero como no basta con esta condición, debe detallarlo de forma clara, precisa e inequívoca. Y aquí está la "madre del cordero". En el Pliego especifica:



  

La segunda condición hace referencia a los supuestos que deben darse para las posibles modificaciones y el pliego los define: 

"en función de las exigencias en la realización de la museografía de las instalaciones". 

A la vista del párrafo, queda claro que se ha detallado de forma clara, precisa e inequívoca bajo qué condiciones se modificará el contrato y que, por otra parte, quedan definidas con total concreción por referencias a circunstancias cuya concurrencia pueda verificarse de forma objetiva.  Es decir, que se modificará un contrato, si una persona, ajena al mismo, decide en qué debe consistir la museografía de las instalaciones y se puede comprobar de forma objetiva porque "lo ha dicho el Pompidou".

 Con ésto, cumplimos la Ley de Contratos del Sector Público y, de paso, podemos hacer lo que queramos, sin tener que esperar a nada. Pero se da la circunstancia que, las modificaciónes sí se han definido y valorado con detalle (como exige la Ley) y, a mayor abundamiento, consisten en unidades de obra "esenciales" para el acondicionamiento del espacio con los fines expuestos en el contrato (Como Subsede del Museo Pompidou). Es decir, que hago un contrato (que debe ser determinado mediante la redacción de un proyecto aprobado, cuyas obras deben ser completas y susceptibles de ser entregadas al uso público) que no contempla lo básico de instalaciones de acceso, seguridad, vigilancia, etc que debe tener un museo pero, ¡no se preocupen!, que eso, lo hare en un modificado convencional en función de las exigencias del Pompidou, pero que ya les digo en qué van a consistir.
 
¿Es retorcido o no es retorcido?

martes, 14 de enero de 2014

Proceso de Calculo de las Tarifas.


CALCULOTARIFAS.XLS
Partiendo de los datos del I.N.E., correspondientes a la distribución de viviendas según ocupantes (del año 2010), y a los datos recogidos en el PGOU, sobre número de habitantes y viviendas existentes, se ha procedido a calcular la distribución, tanto de la población, como de las viviendas, según la ocupación. (Columnas "C" y "D")

A continuación, se ha determinado, para cada ocupación de vivienda (desde 1 habitante hasta 10 habitantes), tanto el consumo global (se introduce, en la celda "G2", el consumo mensual por persona y lo aplica según el numero de ocupantes de la vivienda) como su distribución a través de los diferentes bloques de tarificación mediante fórmulas de Excel.

Se han sumado todos los costes de los diferentes conceptos de cada bloque (Abastecimeinto, Desalación, Saneamiento y Depuración) y se han aplicado a cada uno de ellos (aparece en la fila 12 y en la columna de cada grupo) según los precios.

Posteriormente, se ha calculado el resto de columnas:
- Facturación mensual: mediante la suma de los productos del consumo de cada bloque por su precio (conceptos que son los que han variado).
- Precio m3 s/ habitantes: dividiendo la Facturación Mensual por el consumo mensual en m3.
- Comparativos: El porcentaje que supone esa cifra con respecto a la otra. En el caso (A)/(B) representa el porcentaje que pagaba con la tarifa antigua sobre la nueva. Y la otra, al contrario.
- Facturación EMASA: representa lo que la companía facturaría mensualmente por los conceptos desglosados calculados a partir de la Facturación Mensual por el numero de viviendas apliacados a cada clase. La suma de estos conceptos nos daría la cifra de Facturación EMASA en cada una de las dos hipótesis.
- Consumo Global: Se determina multiplicando el consumo estimado para cada tipo de vivienda por el número de viviendas de cada tipo. La sukma de estos conceptos nos da el consumo mensual en m3 estimado.
- Facturacion Bimensual con cuota de Servicio: Se obtiene sumando la Facturacion Mensual y los conceptos de Cuota de Servicio, tanto de Abastecimieto (celda "C15"), como de Saneamiento (celda "C16") y multiplicando el resultado por dos.

De esta manera, se ha obtenido el cuadro que contiene la hoja. Se ha protegido, sin contraseña alguna, la hoja para evitar modificaciones no deseadas, pudiéndose modificar únicamente el valor de la celda "G2", que es la que proporciona el dato de consumo mensual por habitante.

Se ha elaborado una macro (ctrl+m) que calcula el Total de la Facturación EMASA (celdas "O12" y "O23") para diferentes consumos poder realizar la comparativa de ingresos que está situada a partir de la fila 30 y la columna "U".

Por último, se han incluido las gráficas de
- FacturaciónMensualporVivienda: donde se puede comparar la factura de estos conceptos en ambos casos para el consumo aplicado en la casilla "G2"
- Precio_m3: Donde se grafica la columna "M" para cada uno de los dos casos de facturación comprobando la diferencia obtenida en el precio del m3 de agua consumido.
- Facturación: donde se ha representado en abcisas el volumen consumido por persona y mes en m3 y en ordenadas dinero ingresado en euros. Así, se ha representado para cada consumo calculado por persona, la Facturación por ambos sistemas de tarificación, la diferencia del Nuevo menos el antiguo y la facturación en exceso/defecto anual que podría obtener para cada consumos medio estudiado.

Por último, aquí dejo enlace a la hoja de cálculo para que pueda ser descargada. si encontrais algún error, os agradecería me lo comunicarais.
  

Con esta hoja, hemos calculado las diferentes facturaciones según el consumo estimado y el índice de ocupación de cada vivienda. Se ha desarrollado una macro que, para cada consumo estimado, hace el reparto por bloques según los dos métodos, calculándose con una fórmula de Excel las cantidades finales en Euros según los precios de los bloques.
A continuación, la columna calculada es traspasada de la hoja "Base" a la hoja "Cuadro", donde se agrupan los diferentes consumos para las diferentes ocupaciones.

Desde esa hoja, se han graficado los mismos valores en dos escalas de consumos:
- Comparativa: de 1 a 60 m3 don de idea de cómo se sitúan las viviendas por ocupación en torno a la tarificación antigua.
- Comp10:  de 1 a 10 m3, por lo que se ve, con mayor detalle, lo que ocurre en esos valores.

Para hacer los cálculos, hay que colocar en la casilla C2 el número de habitantes de la vivienda y correr la macro mediante la combinación de teclas "ctrl+m".

Mi error de cálculo.

En el post anterior, ¿Hacer oposición sin solución?, criticaba la postura adoptada por @maria2gamez y @PSOEMalaga en cuanto al nuevo sistema de tarificación del Servicio de Abastecimiento y Saneamiento (EMASA), al afirmar que el nuevo modelo afectaba a tres de cada cuatro viviendas y que, además, el nuevo sistema de tarificación suponía un "TARIFAZO", al haber elevado la tarifa, reduciendo los consumos de los bloques y, como consecuencia de ello, la recaudación de EMASA se situaría,con mucho, por encima de lo recaudado el año pasado.

Después de revisar los cálculos, debo pedir disculpas a María Gámez porque un error en mis cálculos me hicieron afirmar que las de 3 habitantes no se veían afectadas. Es cierto que la subida afecta a las viviendas de 1 y 2 -en cualquier caso- y a las de 3 componentes -si el consumo supera los 3.36 m3/mes y habitante. Por otra parte, los incrementos del nuevo recibo son significativos (sobre todo para los de 1 y 2) pero sigo manteniendo que este reparto es más justo que el anterior puesto que iguala el precio del m3 de agua consumida, sin penalizar la ocupación de la vivienda. Tampoco encuentro el TARIFAZO del que hablan, puesto que los cálculos me vuelven a arrojar que, hasta los 4 m3/persona· mes, ingresará menos, entre 4 y 5 m3/persona· mes ingresará algo más (unos 300.000€/año) y, a partir de 5 m3/persona· mes, ya sí se dispara la tarifa pudiendo ingresar millones de euros de más.

No obstante, sigo sin saber, cuando habla de "parar y reflexionar" este nuevo sistema de facturación, si se refiere a no facturar nada o se refiere a volver a la injusticia manifiesta del sistema antiguo hasta que no alcancen una conclusión definitiva. Creo que no hay que mezclar el precio al que se paga el agus (con este nuevo sistema igual para todos) que el sistema de facturación (más justo), por lo que de pedir, se pude pedir que se abarate el coste del agua, bien bajando los precios de los bloques, bien aumentando el consumo de cada bloque pero nunca, volver a la situación anterior.  

Una vez pedidas las lógicas y pertinentes disculpas por mi error de cálculo, intentaré explicar dónde estaba mi error y cómo llegué a él. Las cuentas, que había realizado, arrojaban que sólo se afectaban desfavorablemente a las viviendas de uno o dos componentes, mientras que las de tres permanecían afectadas o favorecidas, en fucnión del consumo, y el resto de viviendas resultaban favorecidas (sigo insistiendo que, al pagar todos el mismo precio por m3 de agua consumido, no hay viviendas perjudicadas o favorecidas, se hace justicia. Aunque todo es matizable). Por otra parte, y según mis cálculos, obtenía que EMASA facturaría menos con el nuevo modelo de facturación, cuestión en la que discrepábamos. Aquí dejo los cálculos realizados:



Ayer por la noche, como respuesta a un tuit de @jammarq, me indicó dónde estaba mi error, al no haber tenido en cuenta, en mis cálculos, los costes por Desalación, Saneamiento y Depuración y haber imputado únicamente el Abastecimiento. Aquí dejo la respuesta:


Pues no, no había metido el Saneamiento (los tres conceptos que faltaban) y ese fue mi error al pensar que, al ser lineales, sería como afectarlos de un coeficiente pero que el resultado final no cambiaría el sentido. ¡Craso Error!, porque esos conceptos no son lineales, con los precios del abastecimiento, lo que hace que varíe el sentido del resultado final.

Así que, me puse manos a la obra y ajusté los precios incluyendo los costes globales (a excepción del canon de la Junta de Andalucía -que no sé cómo funciona- y el IVA -que ese sí es lineal-) y me puse a revisar los bloques, donde, además tenía un error en el computo del tercer bloque del nuevo sistema que lo computaba hasta 8 m3, cuando en realidad sólo es entre 3 y 5 m3.

Corregidos ambos errores, simulé, de nuevo, los importes de las diferentes facturaciones, en función del consumo por persona y el número de personas en la vivienda, obteniendo el resultado que me indicaba @jammarq , "¡Clavao!"


Y, efectivamente, la gráfica es clarificadora, apreciándose que, aunque los hogares de cuatro componentes se encuentran por debajo de la facturación anterior, se puede considerar que no les afecta, quedando por encima los hogares con 1 a 3 componentes y por debajo los de 5 o más componentes.



También podemos apreciar que los valores se mantienen muy próximos, a la facturación anterior, cuando el consumo medio por habitante no supera los 5 m3/mes, momento en el que, al sobrepasarlo, se dispara por alcanzar los consumos el bloque IV.

Claro, al quedar afectadas más viviendas y, por lo tanto, más población (144.026 viviendas -un 67%- y 319.771 habitantes -un 55%-) resulta difícil que no resulte un TARIFAZO y que, esta nueva modalidad de tarificación, no lleve, a EMASA, a tener unos ingresos por encima de lo previsto.

Por lo tanto, y con los nuevos precios revisados, simulé lo que podría ingresar EMASA en función del consumo medio que se pudiera producir, obteniendo la facturación mensual por vivienda según consumo y número de integrantes que, multiplicada por el número de viviendas de cada clase, nos proporcionaría la facturación global de EMASA (La parte correspondiente al consumo residencial) en función del consumo medio. Pues bien, en este caso, me vuelven a salir unos ingresos estimados muy ajustados a los anteriores y, sobre todo, por debajo entre consumos medios entre 2 y 4 m3/persona· mes y disparándose cuando sobrepasan los 5 m3/persona· mes. Por lo tanto, estimando que los consumos medios estarán alrededor de 4 m3/mes la facturación anual será muy parecida pudiendo ser mayor o menor a la anterior. Pero sólo se confirmaría el TARIFAZO, si el consumo medio se situara por encima de los 5 m3/persona· mes.


He realizado una comparativa de lo que ingresaría EMASA, con la antigua y con la nueva tarificación, para un consumo medio de 3,36 m3/persona· mes, obteniendo unos ingresos inferiores a los que habría obtenido con la antigua facturacion.

Teniendo en cuenta que, la ciudad de Málaga, está consumiendo del orden de 40 Hm3/año y que el 70% de dicho consumo es residencial, dividiendo el consumo global residencial por el numero de habitantes, obtenemos el consumo medio por persona que se sitúa en 4 m3/persona· mes, dentro de los valores, donde EMASA facturaría más pero donde la nueva tarifa, aún, no se dispara.

Como conclusión a todo esto, vuelvo a reconocer que María Gámez tenía razón, en cuanto al tipo de viviendas afectadas, porque sí es cierto que la subida afecta a las viviendas de 1 y 2, y puede afectar a las de 3 componentes, según el consumo, como ella indicaba, pero sigo sin estar de acuerdo ni con el TARIFAZO que proclama, ni que, el nuevo reparto, sea más injusto que el anterior.

 PD: En esta entrada, os he dejado el proceso de cálculo así como las hojas de cálculo que han servido para hacerlos.

jueves, 9 de enero de 2014

¿Hacer oposición sin aportar solución?

Hace meses, @Maria2Gamez y @PSOEMalaga iniciaron una campaña, en las redes sociales, de denuncia con la etiqueta #MasClaroElAgua, no tenía desperdicio y se centraba en la injusticia para unos 55.000 mayores de Málaga que vivían solos o en pareja y que este nuevo sistema de tarificación les perjudicaba en demasía. Ahora, unos meses después, vuelven a la carga con otra campaña en la que anuncian que este nuevo sistema  perjudica al 72,1% de los hogares malagueños con subidas que oscilan entre el 0,3% y el 17.9%. Es decir, 3 de cada 4 hogares tendrán una subida en el recibo del agua (lo que yo entiendo es que esta medida deja de perjudicar a uno de cada cuatro hogares malagueños que, hasta ahora, pagaba de más).

Esto de dar datos estadísticos, según me conviene, está muy bien, porque habla de una subida del 0,3% (es decir, 36 céntimos de euro por cada 100 euros de recibo, IVA incluido) para los hogares de tres habitantes que, según la media española, son el 20,3% del total de hogares (Datos I.N.E. 2010). Si no contáramos esos hogares dentro de los afectados (donde la subida es prácticamente nula) nos quedaría la estadística en 51,8% de hogares que les subirá el recibo, un 20,3 de hogares que no les afecta la medida y un 27,9% de hogares que les bajará el recibo del agua. Es decir, acabamos de pasar a dos de cada cuatro hogares.



Pero hay que recordar que, este modelo de tarificación por habitante, viene impuesto por el Defensor del Pueblo Andaluz según la resolución formulada en la queja 12/1013 dirigida al Ayuntamiento de Málaga, dejando bien a las claras que el modelo de tarificación aplicado suponía un reparto injusto para las viviendas con mayor ocupación y que debería modificar dicho sistema de tarificación.

No obstante, la campaña de @Maria2Gamez se centra, fundamentalmente, en proclamar lo contrario que haga el Sr. Alcalde, sin mirar más allá, simplemente, por llevar la contraria, voceando lo que considera una injusticia, que no es otra cosa que adoptar un reparto más equitativo facturando por persona, en lugar de facturar por vivienda. En coherencia con lo anterior, nunca había dicho ni una palabra sobre la injusticia que era el pagar lo mismo según el volumen consumido, sin tener en cuenta cuántas personas hubieran acumulado dicho consumo, es decir, que si un habitante despilfarraba agua hasta llegar al mismo consumo que el de dos, tres, cuatro, cinco... personas, en ambos casos, pagarían lo mismo. ¿Esto es justo? ¿Esto es lo que defiende la oposición?

Como quiera que no veo la injusticia, del nuevo sistema de tarificación, ayer le pedí a @Maria2Gamez que me lo explicara pero no ha tenido a bien sacarme de mi error exponiéndome sus argumentaciones. ¡Lástima! porque, os prometo, se lo reconocería. Espero me haga llegar sus argumentaciones.

¿En esto consiste el hacer oposición? ¿En tirar la piedra y esconder la mano? ¿Cuál es la solución a este problema? Espero y deseo que no sea así y, en breve, tengamos "su" solución.

lunes, 18 de noviembre de 2013

Parque Benitez (VI)_FRACCIONAMIENTO

Como ya comentamos en las entradas anteriores, entiendo que, con las actuaciones contratadas en el Campamento Benítez, se ha cometido un fraccionamiento de contrato contrario a la Ley de Contratos del Sector Público (en adelante LCSP) porque se ha dividido, el total de las obras para la construcción de un parque en el Campamento Benítez, en dos actuaciones independientes, incluso con aportaciones de ejercicios presupuestarios diferentes

Es decir, que no son dos anualidades de una actuación (que, en realidad, es lo que debería ser), sino que son dos actuaciones de un mismo objeto separadas por los presupuestos de los años 2013 y 2014. Y lo importante es que, debido a esa división de la actuación se han modificando los procedimientos de contratación y de publicidad, en función de cada una de las partes en las que se ha dividido y subdividido. Esto es importante porque si no se hubieran modificado, aunque la actuación se hubiera dividido en lotes, no existiría fraccionamiento de contrato.

Esto viene a cuento de la entrada Parque Benítez(IV)_CONTRATO donde se explicaba el fraccionamiento de las cantidades asignadas para el 2013, estando a la espera de confirmar si, en el 2014, se continuaría con la inversión. Se confirma, y se ha incluido en el presupuesto para 2014, en la cuenta de INVERSIONES CONSOLIDADAS, un partida de 2 millones de euros para terminar esta inversión.


    • Parque en Campamento Benítez, de cara a su apertura y uso público: 2.000.000
Por lo tanto, la inversión en el Campamento Benítez asciende a más de un millón de euros de valor de contrato (sumando las actuaciones de 2013 y 2014) que, según la LCSP se debería haber contartado mediante un procedimeinto abierto o restringido puesto que, por el montante total de la actuación, no cabe el procedimiento negociado y, claro, muchísimo menos sin publicidad. Y cuidado, que nos acercamos peligrosamente a ser considerada una actuación de las que la Ley, en su artículo 14, califica de regulación armonizada (es decir, sometido a la normativa europea de contratación)

Y ahora, surgen nuevas dudas,

¿Cómo se contratarán los dos millones de euros previstos para el año que viene? ¿Partiéndolos en cachitos para contratarlos con un procedimiento negociado, con o sin publicidad, o se contratarán por un procedimiento abierto o restringido?

Algo se me debe estar escapando porque, ante un fraccionamiento de contrato de libro, nadie dice nada, ni la propia administración da marcha atrás por lo que, se entiende, se debe poder hacer el fraccionamiento conforme la LCSP pero no encuentro la fórmula, por más vueltas que le doy.

¿Alguien me puede ayudar?

ANTERIOR

domingo, 3 de noviembre de 2013

Parque Benítez (V)_ESPECIFICIDAD

En cuanto al criterio adoptado, de fraccionar las obras previstas -para la construcción del Parque Metropolitano en los suelos del Campamento Benítez- debido a que contienen obras específicas que tengan que ser ejecutadas por contratistas con habiliatciones especiales, en los documentos técnicos de las obras no se encuentran referencias a éstas particularidades técnicas cuando, en buena lógica, deberían venir desarrollado o,al menos, apuntados en los mismos.

Pero, no sabemos de donde, se determina que parte de dichas obras gozan de una sustantividad propia que permite una ejecución separada, por tener que ser realizadas por empresas que cuenten con una determinada habilitación. Es decir, que parte de las obras tienen que ser ejecutadas empresas especializadas que cuenten con una determinada clasificación del contratista. Pues bien, en los documentos técnicos tampoco se propone clasificación alguna a exigir al Contratista, simplemente se indica que la que exija contratación. ¡Claro! desde el proyecto no se puede exigir, se puede proponer pero quien la fija es el expediente de contratación.

Pero cuando entras en el documento técnico que, en teoría debe avalar dicho extremo, te encuentras con obras muy normalitas, de las corrientitas que se hacen en Málaga e incluso mejor, fuera de la ciudad sin los inconvenientes que tienes cuando las tienes que ejecutar en las calles, con los inconvenientes del tráfico, vecinos, servicios urbanos ya implantados, etc. Estas supuestas obras especiales (que figuran en el primer contrato) consisten en canalizaciones de saneamiento con tubería de PVC 315mm. enterradas, tuberías para abastecimiento de Polietileno de 90mm. enterradas. También existen otras unidades de obras que tampoco presentan mayor especificidad como cunetas de hormigón en masa, aglomerado en caliente para capa de rodadura, movimiento de tierras, etc. Lo único que puede ser un poco especial es el sondeo para el pozo. 

Todas estas obras, se han contratado, tradicionalmente, sin desglosar en lotes específicos, junto con el resto de unidades de obra del contrato y como ejemplos de ello podemos acudir al Parque de Huelin, el Parque del Arroyo del Sastre, el Parque de las calles Solom y Sófocles, y seguro que muchos más.

¿Por qué ahora se adopta este criterio? Y por otra parte, la administración es discrecional, pero no puede ser arbitraria y si ahora adopta este criterio ¿Lo mantendrá en adelante?¿Dividirá las obras que contrate, a partir de ahora, según estos lotes de especificidad? Por un lado las infraestructuras, por otro la energía eléctrica, por otro la jardinería, por otro la pavimentación, etc. ¿O volverá a contratar todas las unidades de bras a un único contratista con la clasificación "G-6 Viales y Pistas sin cualificación específica"como han sido contratadas hasta ahora?

Creo que se equivocan pero, si cogemos el rábano por las hojas, quizás pudiéramos colarlo aunque las consecuencias de futuro no sé cuáles serían al adoptar, ahora, este raro criterio que no era el sancionado por la práctica habitual.

En fín, ellos sabrán dónde se están metiendo.

ANTERIOR                                                                                                                SIGUIENTE

Parque Benítez (IV)_CONTRATO

Suponiendo que existiera el proyecto completo del Parque Metropolitano del Campamento Benítez, lo siguiente sería contratar las obras en él contenidas y, puesto que la parte correspondiente a 2013 asciende a casi 800.000€ (de valor de contrato, por lo que sabemos de la prensa), si juntamos las actuaciones de 2014, con toda probabilidad, pasaríamos del millón de euros de valor de contrato.

Esto es importante porque, para poder contratar las obras por un procedimiento negociado, es necesario que el valor de las obras a contratar no supere el millón de euros (valor total de la obra sin IVA) ya que, de ser así, sería necesario contratarlas mediante un concurso. Por lo tanto, si no hemos contado con todas las obras y ya hemos dividido las mismas, entre el año 2013 y 2014, puede que ésta, ya de por sí, sea un primer fraccionamiento de contrato. Pero sigamos adelante.

Como el valor de las obras no supera el millón de euros, se pueden contratar mediante un procedimietno negociado con publicidad puesto que, para que pueda ser sin publicidad el valor estimado de las obras a contratar no deben sobrepasar la cifra de 200.000€. Por lo tanto, y admitiendo el primer fraccionamiento, deberíamos contratar estas obra mediante un procedimiento negociado con publicidad.

Pero, desde contratación, puesto que en el documento técnico (que no es un proyecto al no contar con mediciones y presupuestos) no aparece, se han contratado estas obras partiendo el objeto de las mismas, en cuatro lotes, debido a la especificidad de las obras a acometer. Dando por bueno este argumento (lo analizaremos en otra entrada) le ley en su artículo 86 , punto 3, párrafo segundo establece:

Asimismo podrán contratarse separadamente prestaciones diferenciadas dirigidas a integrarse en una obra, tal y como ésta es definida en el artículo 6, cuando dichas prestaciones gocen de una sustantividad propia que permita una ejecución separada, por tener que ser realizadas por empresas que cuenten con una determinada habilitación.
 
Pero el que la Ley recoja este procedimeinto de dividir las obras en lotes, no te exime de mantener las normas procedimentales y de publicidad que tuviera que observar el proyecto primitivo en su contratación. Así se establece en el último párrafo, del punto 3, del artículo 86 de TRLCSP

En los casos previstos en los párrafos anteriores, las normas procedimentales y de publicidad que deben aplicarse en la adjudicación de cada lote o prestación diferenciada se determinarán en función del valor acumulado del conjunto, salvo lo dispuesto en los artículos 14.2, 15.2 y 16.2.

Es decir, que la ley te permite, por cualquiera de las dos causas que establece (unidades funcionales o especificidad), dividir un proyecto en lotes o fases para su ejecución pero no te permite que dichas partes tengan un procedimiento de contratación diferente al que tendría el proyecto en su conjunto para evitar, así, el fraccionamiento de contrato que se establece en el punto 2 del mismo artículo 86 del TRLCSP

2. No podrá fraccionarse un contrato con la finalidad de disminuir la cuantía del mismo y eludir así los requisitos de publicidad o los relativos al procedimiento de adjudicación que correspondan.

En el caso que nos ocupa, se han establecido cuatro documentos técnicos con un valor de contrato estimado (sin mediciones y presupeusto) igual o inferior a 200.000€ y, en base a ello, se han contratado, cada uno de ellos, por el procedimiento negociado sin publicidad cuando, según el importe acumulado, debería haber sido con publicidad. Lo de negocidado lo estableceremos cuando sepamos el valor de las obras del 2014, que como recordamos es el primer fraccionamiento.

En base a lo anterior, entiendo que se ha realizado un doble fraccionamiento de contrato contrario a la ley de Contratos del Sector Público, primero, al dividir el objeto del contrato y aplazar parte de su ejecución al año 2014 y, segundo, al dividir las obras a ejecutar este año, modificando las condiciones en las normas del procedimiento y publicidad en función de las partes y no del acumulado del conjunto.

ANTERIOR                                                                                                                SIGUIENTE

Parque Benítez (III)_INVERSION

Desde las redes sociales, se lanzaron al aire los deseos, de la Corporación Municipal, de tener, dentro de un año, un Parque Metropolitano en los suelos del Campamento Benítez pero, para poder tener ese parque es necesario hacer una inversión que, como todo en la vida, lleva su tiempo por tener que cumplir unos trámites y unos plazos (que no son sólo para la inciativa privada, solo que éstos, se agilizan a voluntad de parte).

Aquí algunos ejemplos:











Si nos fijamos bien, el plazo ya estaba fijado pero las actuaciones a realizar aún no se habían concretado. Existían ideas, bocetos, deseos, etc pero, para poder hacer una inversión (con dinero de todos, no olvideis) hay que tramitar los procedimientos administrativos que marca la ley que son, en este caso, aprobar, contratar y ejecutar la inversión.

Para aprobar la inversión, solo es necesario la voluntad decidida de los que mandan para destinar parte del presupuesto e iniciar los trámites administrativos para poder contratar y ejecutar lo que quieren. Si no se quiere esperar a tomar la decisión con un proyecto de obras (que defina y valore, tanto económicamente como el plazo temporal) se puede hacer una estimación y, en base a ella, decidir. Pero la decisión, de cualquier manera, ya estaba tomada y solo restaba dar los siguientes pasos, contratar las obras, para lo que se hace necesario acudir al artículo 86  del texto refundido de la ley de Contratos del Sector Público (en adelante TRLCSP) que, en su punto primero, establece:

1. El objeto de los contratos del sector público deberá ser determinado.

Para saber cómo se determina el objeto de un contrato de obras debemos acudir al artículo 121 del mismo texto, donde habla de:

Artículo 121. Proyecto de obras.

1. En los términos previstos en esta Ley, la adjudicación de un contrato de obras requerirá la previa elaboración , supervisión, aprobación y replanteo del correspondiente proyecto que definirá con precisión el objeto del contrato. La aprobación del proyecto corresponderá al órgano de contratación salvo que tal competencia esté específicamente atribuida a otro órgano por una norma jurídica.
2. En el supuesto de adjudicación conjunta de proyecto y obra, la ejecución de ésta quedará condicionada a la supervisión, aprobación y replanteo del proyecto por el órgano de contratación.


Hasta aquí, bien. Hemos determinado que, para iniciar una inversión, solo se necesita voluntad politica pero para poder ejecutarla mediante un contrato de obras es necesario contar con algún documento más, como es el proyecto. En el caso del Campamento Benítez ¿Existe un proyecto aprobado que determine con precisión el objeto de contrato que se piensa celebrar? Es decir, un proyecto, completo que valore y defina todas las obras a ejecutar, que haya sido supervisado (puesto que su importe supera los 350.000€ que establece la ley en su artículo 125 sobre supervisión de proyectos), aprobado y haya tenido favorable el replanteo del proyecto.

Si es así, entonces se podría pasar al siguiente paso, que sería la contratación de las obras. Por otra parte, creo que, de existir, el Ayuntamiento de Málaga debería hacer público dicho proyecto para general conocimiento y, hubiera sido bueno, haber solicitado la participación ciudadana (puesto que se insiste en que se apuesta por ella) pero ¿De quien? ¿De los malagueños o de todos los integrantes del Area Metropolitana?

Supongamos que tenemos todos estos trámites cumplimentados y favorables, ¡Contartemos las obras!

ANTERIOR                                                                                                               SIGUIENTE